DE IQUITOS SUS HUAMBRILLAS

Con una amiga decidimos pedir vacaciones e irnos a conocer la selva Peruana, de verdad no nos arrepentimos, el pasaje en avión nos salió muy barato creo que fue $59, no la pensamos y nos fuimos, ni bien llegamos nos dimos cuenta de la diferencia ya que no habían taxis sino motos, fue muy curioso; le dijimos al chico de la moto que fue muy amable que nos llevara a ver hoteles y agencias, eso hizo, nos paseo por 3 agencias y 3 hoteles, en el cual nos animamos con uno, que nos dejaba a buen precio:
Tour lodge S/100 por día, incluía comida, alojamiento y los tours, era de 3 días y 2 noches.
Alojamiento, habitación doble con baño propio a S/20, fue una ganga o tuvimos mucha suerte.
Nos animamos y fuimos al día siguiente de llegar, por cierto el chico de la moto nunca nos cobro pues nos dijo que la agencia donde nos animamos a ellos les daba como una comisión, así que obtuvimos un hotel barato y un tour cómodo también.
Nuestro tour hacia el lodge empezó al día siguiente temprano, comenzó yendo al puerto para subir al botecito que nos llevaría, primera parada parar en la tribu Bora.

Luego de que pasaramos por el lugar donde se encuentran los dos ríos con la embarcación, en breve llegamos al lodge, para esto ya nos habían explicado que en Marzo que fue el mes cuando fuimos, todo estaba lleno de agua debido a lluvias así que todo lo íbamos a hacer en bote, es decir no caminaríamos, por mí genial.
Llegamos y hacía demasiado calor así que nos metimos a la piscina natural que tenía el lodge, luego pensamos en las pirañas jajaja!

Llegamos a las habitaciones y luego a comer, pensamos que al ser barato quizás nos servirían poco y quizás no nos gustaría, pero no les miento estuvo muy rico.
Los demás días fueron los tours:
Ir al zoologico, a ver a los monos, que por cierto son choros, todo lo que te ven se lo quieren llevar jajaja Felizmente el guía nos dijo que guardaramos todo y solo nos quedamos con la comida para que ellos se nos acerquen, cuidado y te jalen de los cabellos jajaja
También encuentras una tortuga extraña, no recuerdo el nombre, un perezoso, la anaconda imposible no tomarte foto y como es costumbre tenerla un minuto para que se lleve tus malas vibras en esa piel helada, mito o verdad, me sentí mejor luego de eso.

Luego vino el tour nocturno, el cual duró poco debido a que nuestro guía asustaba mucho y la gente se tambaleaba y daba más miedo morir ahogados, así que por nuestro bienestar regresamos a la 1/2 hora de haber salido jajaja y nos fuimos a tomar algo para contar las historias de terror que no se pudo en el recorrido

Al día siguiente nos fuimos a la pesca de pirañas, todos con miedo de morir, pescamos pirañas poniendo nuestros dedos como carnada (broma) jajaja la carnada era pescado, quién lo diría, luego de tanta pesca y llevándonos solo lo que pesco el guía fuimos para freirlas, y para admiración de todos nosotros sabían rico, le buscamos saber a carne pero sabían a pescado jajaja

Luego venía ir a nadar en el Amazonas en busca de los delfines rosados, esa experiencia fue increíble, más aún cuando el guía nos dijo que no se nos ocurra orinar porque había un pez en el río que lo atraen las grandes cantidades de sal y podría meterse en nosotros.
Salimos a nadar en busca de los delfines rosados y por cierto si los vimos y también las Victoria Regia que habían en todo el camino.

El último día nos fuimos al zoológico y vimos a la tribu Yagua:

Y se terminó el tour reservado y comenzamos a hacer nuestro tour, fuimos al zoológico Quistococha, en la noche fuimos a un bar donde nos dijeron que debíamos probar el trago típico “aliento del diablo”, lo hicimos inocentemente, les recomiendo no hacerlo, este trago lo hacen con pipi de mono, ya se imaginarán como pica y arde.

Fue una experiencia muy linda, el Río que pasa por ahí lo han hecho de una manera en la cual parece playa, además tienen manatíes, alimentarlos realmente es una experiencia increíble. Nos fuimos luego al barco museo histórico que está en la plaza, es lindo y gratis.

Al día siguiente, era nuestro último día y decidimos probar ir al Restaurante Al Frio y Al Fuego, muy rica la comida y la vista. En la noche nos fuimos a la Discoteca el NOA, una de las más populares y luego entendimos porqué, realmente es imposible no ir.

Al día siguiente se nos acabó la magia de la selva Peruana y nos fuimos, pero realmente Iquitos es un lugar al que deberíamos ir al menos una vez en la vida.

Categorías: Hablemos de viajes!

2 commentarios

Vanessa · 26 enero, 2018 a las 4:29 pm

Jaja.. la tortuga se llama matamata.. y sii.. estuvo genial!! De la selva sus huambrillas limeñas!!.. 😅😅😅😅

    admin · 2 febrero, 2018 a las 3:53 pm

    No recordaba el nombre de la tortuga, curioso nombre! Fue un viaje para no olvidar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *